Un hombre bajo la lluvia

Creo que fue Gabriel García Márquez quien dijo que “El gato bajo la lluvia” es quizá uno de los mejores relatos de todos los tiempos. No sé si lo incluiría yo en una de esas listas “top” (donde sí colocaría más de uno del maestro Gabo). Para mi gusto, la punta del iceberg que se asoma tras la historia del cuento es tan pequeña que, por muchas vueltas que le he dado (y lo hemos leído y comentado en numerosas ocasiones en las clases de escritura) nunca acabo de estar completamente segura de lo que desea la mujer protagonista a  través de su obsesión con ese minino empapado e indefenso.

Sin embargo, un relato gatuno y famoso bien se merece una vuelta de tuerca en mi pequeño rincón virtual. Y en una ocasión, para un concurso de microrrelatos en homenaje a Hemingway me atreví a darle un giro a la historia, usando una de las técnicas de este género pigmeo: la recreación. ¿El resultado? Una historia brevísima, titulada “El hombre bajo la lluvia”.

Va por tí Ernest…

cat-862888_1920

Lo decidí anoche, encerrada en este hotel de provincias. Miraba por la ventana, ¿recuerdas? Y llovía, demasiado. Entonces lo vi, justo allí, bajo el banco, mirándome, necesitándome. Era un gato, ya, un simple gato. Pero deberías saber que la lluvia me entristece, aunque quizá poco te importa. Intenté decírtelo, hablar contigo, una vez más, como tantas otras durante los últimos meses. Años, tal vez. Y ni tan siquiera me miraste. Seguiste concentrado en aquel periódico viejo, repleto de noticias que sabías de memoria. “De acuerdo”, gruñiste, “te compraré un canario, acuérdate que tengo alergia a los gatos”. No me gustan los pájaros. También deberías saberlo. Pero ahora, para mí, eso carece de importancia. Desconozco si cuando leas esta nota, en recepción, quedarán habitaciones libres. He cerrado con llave la nuestra. Así que tú mismo, yo sí sé que no te gustan los escándalos. Mira, querido, definitivamente, me quedo con el gato. Hoy serás tú el que duerme bajo la lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *