Un beso de buenas noches… por una buena causa

“En todo pueblo pequeño existe una casa misteriosa. Un lugar abandonado al que pocos se acercan una vez oscurece y del que los niños inventan historias que no les dejan dormir por la noche. Aquí nada es diferente. Tenemos también nuestra propia casa encantada, con paredes cubiertas de hiedra, puertas chirriantes y escaleras polvorientas. Hace años que nadie vive allí pero son muchos los que, durante la noche, han visto iluminarse alguna de sus ventanas o admiten haber oído extraños ruidos antes de salir corriendo y no parar hasta llegar a la cálida protección del hogar. Es gracioso que tvariodavía piensen que hay algo extraño en esa casa. Yo creo que jamás lo ha habido, aunque ahora sí tendrán algo real de lo que preocuparse. Sé que ella ha venido hasta aquí. Y está fuera, esperando, cuando el sol se esconde…”

Así empieza el relato “Un beso de buenas noches”, mi particular contribución las historias de vampiros. Un cuento con el que participo en una iniciativa preciosa que lanzaron el pasado Halloween los compañeros de LLEC (Libros, Lectores, Escritores y una taza de café): todos los beneficios de este libro, formado con 40 relatos de terror de varios escritores independientes, irán destinados a la ONG Save the Children.

fotoblog

Si queréis “temblar”con buenas historias y por una buena causa… aquí podéis conseguirlo:

Comprar el libro

¿Os animáis? ¡Miau!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *