Acerca de mí

gemma_img

Ilustración de Judit García-Talavera

 

Nací en Barcelona, tres noches más tarde de la verbena de San Juan y quizá fue por eso que, desde siempre, me sentí fascinada por la fantasía y… por las brujas y los fantasmas. De pequeña devoré las grandes películas clásicas y cualquier libro que caía en mis manos y, tras leer Mujercitas, decidí que sería como Jo y que, algún día, también escribiría un libro.

Estudié Comunicación Audiovisual y acabé orientando mi trayectoria profesional hacia el marketing y la publicidad. En el año 2006 descubrí la escuela literaria Aula de Escritores y retomé la escritura. Participé con algunos de mis primeros relatos en las antologías Qué me estás contando y Café con letras y en el 2009 publiqué mi primer libro, Valguamar, cuentos de lugares, amores y difuntos junto a mi amigo y compañero de letras, Tebu Guerra. Desde entonces, he tenido la suerte de conseguir que algunos de mis cuentos fueran finalistas o incluso ganaran algún concurso literario (primer premio en el certamen Vila de Gracia 2012, finalista en el Ana María Matute 2013, en el Homenaje a Edgar Allan Poe de Artgerust, 2014 etc.) y he participado en recopilaciones de cuentos, de varios autores, como La Teoría de Polch (2013), 150 microrrelatos de terror, homenaje a Poe (2014) o Navidadblancaoscuracasinegra (2015) del colectivo de amigos y compañeros PAE (Plataforma de Adictos a la Escritura). He coordinado diversas antologías de cuentos (Cuentamínate (2012), Cuentopsia (2014)…), escrito prólogos para libros como Bárbara, Celia, Mariona y otros cuentos de Barcelona (2013) y siempre que puedo, me divierto colaborando en proyectos culturales y literarios.

Actualmente soy profesora de Relato y Escritura Creativa en el Aula de Escritores y disfruto inspirando e inspirándome al compartir las clases con otros “locos” por la escritura. Maullidos (2016), publicado por la editorial Stonberg, es mi segundo libro de relatos y el proyecto que da título a este blog. Y sobre mí, pues… me gustan los sábados, los viajes y los vampiros. Y aún sigo mirando bajo la cama por si, algún día, descubro algún monstruo que me quiera explicar su particular historia…