Un Sant Jordi gatuno

Decían que era sábado y sería un día extraño. ¡O que iba a llover a cántaros! Y ya sabéis que a los gatos no les gusta demasiado el agua… Sin embargo, como en los mejores cuentos de hadas y princesas, dragones y caballeros ( y alguna bruja y monstruo de armario), el sábado amaneció espléndido, augurando una Diada estupenda para los amantes de los libros y las letras, para los lectores y escritores que llenaron Barcelona de sonrisas, firmas, rosas y, en nuestro caso, portadas magenta y alegres maullidos.

Junto a Judit, este sábado de Sant Jordi, fuimos saltando de tejado en tejado, de azotea en azotea y la verdad, acabamos agotadas pero “ronroneando” al dejar escapar unos cuantos de nuestros “Maullidos” hacia las manos de nuevos lectores “gatun@s” que esperamos disfruten de nuestras historias de mujeres, gatos y fantasmas. Desde bien temprano, de buena mañana, estuvimos celebrando la Diada en la Plaça de la Vila, junto a los amigos de letras de la PAE y la librería Sons of Gutenberg. De allí “saltamos”, antes del mediodía hacia la Plaça de la Revolució, donde muchos amigos y alumnos de las clases de Escritura y Relato nos vinieron a visitar en el stand de Aula de Escritores. Tras un pequeño descanso para reponer fuerzas, llegamos a la “parada” de nuestra editorial, Stonberg, en pleno Passeig de Gràcia, donde nuestros “gatos de letras y tinta” se pusieron las mejores galas para seguir “maullando” en manos de nuevos lectores. Y el fin de fiesta nos llevó hasta la Llibreria Pedralbes, un enclave literario que os invitamos a conocer en el “Pedralbes Centre”, donde sus dueñas, Mar y Bárbara nos esperaban con un café y una sonrisa.

Sí, acabamos agotadas pero felices en una jornada mágica, entre amigos, libros y rosas. Porque sabemos que nuestros “Maullidos” siguen su camino, cada vez más lejos… ¡Miau!

13043456_948729575242098_7610645791488202361_n IMG-20160423-WA0046 IMG-20160423-WA0050 IMAG0040 IMG-20160423-WA0052 IMG-20160423-WA0021 IMG-20160423-WA0020 13083316_10153652624777684_5368940909105343631_n

Maullando en la Casa Golferichs

El pasado jueves fue un día especial. Junto a Judit, estrenábamos y presentábamos los “Maullidos” en sociedad, los dejábamos escapar por primera vez a manos ajenas, las de los futuros lectores. El libro, por fin, era una realidad. Y es que pienso que para un escritor no se completa el ciclo hasta que sus historias no llegan a esas otras manos ajenas y amigas, también, que las leen, las comentan y las disfrutan (¡ojalá!).

Y sí, lo fue, especial, digo. Una tarde gatuna, repleta de caras conocidas que nos arroparon en un escenario tan especial como el de la Casa Golferichs, donde muchas de las protagonistas del libro se hubieran sentido tan a gusto como nosotras. Porque la Golferichs, construida a principios del siglo XX, fue la casa de un burgués catalán, comerciante de maderas. Y, tras la guerra civil, el “Xalet” como se la conoce aún, se convirtió en un colegio femenino y religioso, hasta los años setenta. Quien sabe si por alguno de sus rincones llegó a corretear alguna Violeta, alguna Greta… o alguno de sus fantasmas… ¿verdad?

Pues sí, ese fue el lugar mágico que elegimos junto a Judit para soltar los “maullidos” en Barcelona. Y lo cierto es que la presentación se impregnó de esa atmósfera y fue tal y como esperábamos. Con la sala llena de amigos nos transportamos a los universos de “Maullidos”, escuchando las canciones “Fly me to the moon” y “Summertime”, interpretadas por Pep Cabrera y Marco Antonio López, temas que fueron fuente de inspiración de algunos de los relatos. Conversamos de Lola Lemon, el Oz Burger o las brujas con Jordi Castelló, nuestro editor, y Regina González, la directora de Zurda Magazine, una amiga gatuna y felina con quien esperamos compartir muchos futuros y agradables momentos como el de esta presentación, que acabó con un brindis gracias a Chenoir, un artista de la peluquería y sobre todo, también, un buen amigo.

Así que la velada casi resultó un cuento (de los que acaban comiendo perdices, no como alguno de los “Maullidos”…). Y fue gracias a todos los que confiaron en nosotras y nos acompañaron, aunque fuera en la distancia, dedicando algún instante a nuestras mujeres, fantasmas y gatos. Ahora solo esperamos seguir maullando juntos, que futuros lectores puedan ronronear de gusto, nostalgia o temor con estos relatos, para volar con ellos tan lejos como los tejados de Barcelona (y los de mucho, mucho más allá) nos dejen. ¿Nos acompañareis?

De momento, para seguir felices como un gato en uno de esos tejados, os dejo algunos de los momentos que vivimos en la Golferichs.

Miauuuu….

 

IMG-20160401-WA0014

IMG-20160401-WA0009

IMG-20160401-WA0030

IMG-20160401-WA0024

IMG-20160401-WA0012

IMG-20160401-WA0027

IMG-20160401-WA0015

IMG-20160401-WA0008

IMG-20160401-WA0020  IMG-20160401-WA0005

IMG-20160401-WA0000